El Consejo Nacional de la Magistratura

por el 08/10/18 at 8:21 am

El Consejo Nacional de la Magistratura se reúne hoy para seleccionar cuatro jueces para el Tribunal Constitucional y para examinar la labor de un número de jueces de la Suprema Corte de Justicia, en virtud del mandato del artículo 181 de la Constitución.

En prácticamente todos los sistemas políticos del mundo, la designación de los jueces de las más altas cortes está a cargo de un órgano político. Sea el Senado de los Estados Unidos, como se está viendo ahora con el juez Kavanaugh, o el CNM nuestro, formado principalmente por representantes políticos, la decisión es política.

El problema no es ese, sino que el proceso de selección y designación se rodee de las mayores garantías de transparencia y que los candidatos sean los más idóneos.

Al ser la primera vez que se evalúan los jueces podría requerirse aclarar el contenido de algunos de los criterios de evaluación establecidos en la ley del CNM, que son: integridad, imagen pública, reputación intelectual, destrezas profesionales, capacidad de análisis, laboriosidad, competencias académicas, atención y eficiencia a casos asignados, y tendrá como base de sustentación los informes de desempeño que de conformidad con la Ley de Carrera Judicial son presentados por los presidentes de las salas sobre cada juez miembro; los del Presidente de la Suprema Corte de Justicia sobre los jueces presidentes de cada cámara y aquellos del Presidente de la Suprema Corte de Justicia elaborado por sus pares.

Es preciso apuntar que la Constitución ordena que si el CNM decidiera separar a un juez, “deberá sustentar su decisión en los motivos contenidos en la ley que rige la materia”.

Nadie debe esperar un proceso químicamente puro. En política eso no existe. Lo que debe exigir es debido proceso, transparencia y un debate firme sobre los candidatos.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario