Terrorismo digital

por el 24/08/18 at 3:37 pm

El país está viviendo una nueva fase del terrorismo: el terrorismo digital, ese que fomenta el odio, que nos convence de que nada sirve, que todos somos ladrones o “vendidos” y que no nos permite avanzar como sociedad.

No hay dudas de que las tecnologías de la información han contribuido a mejorar el mundo en que vivimos en numerosos aspectos de nuestro quehacer, pero ellas plantean nuevos desafíos, porque como en la fábula de la lengua, pueden servir para el bien, pero también para el mal.

Todos estamos conscientes de que existen grupos organizados de pedófilos, redes de pornografía, hackers y diversos grupos delictivos que usan las tecnologías para cometer sus delitos.

Pero hay otros grupos que cometen un delito peor, aunque no esté sancionado en los códigos: el de debilitar los valores de una sociedad, el de minar sus fuerzas morales y hasta su identidad para impedirnos ver el futuro con esperanza.

Hay un terrorismo que por medio de noticias falsas, mentiras y manejo tergirversado de las informaciones, infunde miedo en la población, la incita a odiar al que no piensa como ellos, o la impulsa a actitudes xenófobas, entre otras. Enviar por las redes, por ejemplo, un vídeo de un motín o de un asalto que ocurrió en otro país para encender la ira de comunidades o incitar a la desobediencia a las autoridades, es terrorismo.

Acusar a todo el que discrepa de “bocina”, “vendido” o “ladrón”, es terrorismo.

Hay una delgada línea entre la libertad de expresión y el terrorismo digital. No la crucemos.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario