Estructuras de gobierno

por el 03/08/18 at 1:57 pm

Tuve el privilegio de traducir una obra de la Premio Nobel de Economía, Elinor Ostrom, a quien conocí gracias al recordado Tomás (Jimmy) Pastoriza, a cuyos esfuerzos el país debe tanto, y por su pertinencia quiero compartir algunos pensamientos de la doctora Ostrom sobre nuestro problema autoritario.

Ella afirma que uno de los problemas más serios que enfrentamos es la creencia de que en un país existe una sola unidad de gobierno y que solo ésta es capaz de resolver los diversos problemas de la vida en sociedad.

De la aceptación de este principio se deriva una visión de arriba hacia abajo del gobierno, es decir, una relación de una sola vía entre los participantes. La presunción es que los bienes públicos son producidos enteramente por el gobierno en vez de ser co-producidos con la sociedad. En esta concepción, los ciudadanos son vistos como clientes o votantes, con roles pasivos. En la visión clientelista, el ciudadano no tiene control de los bienes públicos que se producen “a su favor”, sino que está totalmente en manos del funcionario público.

Esta visión conduce a la falsedad de que solo los maestros producen educación y los médicos salud. Es obvio que forman parte del proceso, pero ignorar el rol que juegan las familias, las iglesias, los comités barriales, produce como resultado que se pierdan importantes aportes para la solución de los problemas.

La consecuencia más funesta es que el ciudadano se considera una víctima y no un participante en un proceso colaborativo. Por eso, los propios beneficiarios no dan mantenimiento ni cuidan las obras hechas “a su favor”.

Es por ello, que la doctora Ostrom prefiere hablar de “estructuras de gobierno”, en vez de “el gobierno”, porque los procesos de gobierno se refieren a un universo mucho más amplio… Continuaremos

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario