A nuestra política le falta humor…

por el 29/07/18 at 9:59 pm

Los políticos dominicanos conciben las crisis, las acusaciones, por más absurdas que sean, y las diferentes situaciones que se presentan en la vida pública como retos que deben enfrentar con la cara adusta, con insultos, o con amenazas. Casi nunca consideran el humor como la mejor arma para derrotar a un enemigo y mejorar su imagen personal.

Personalmente, los políticos se tratan muy bien entre ellos. Hasta hacen negocios juntos y les va muy bien, pero fuera de la camaradería del partido, siempre tratan de dar la impresión de que el adversario político es un enemigo a muerte y esa conducta permea hacia las bases de los partidos, más primarias e ígnaras, que se baten a duelo en cualquier oportunidad pensando que esa sería la conducta apreciada por sus jefes políticos.

Los grandes políticos en todo el mundo son recordados por el humor con que han enfrentado las acusaciones y retos del debate. Es un Reagan respondiendo al tema de que era muy viejo para el puesto de presidente de los Estados Unidos, usando la juventud de Mondale como excusa para decir “que no iba a utilizar la juventud de mi oponente como recurso en esta campaña”. Las salidas de Churchill son legendarias, así como las de otros grandes líderes de la humanidad.

Quizás el que mejor utilizó el humor entre nosotros ha sido Ulises Heureaux y más recientemente lo usa con elegancia Leonel Fernández, pero en sentido general, nuestros políticos son solemnes, lo que no es sinónimo de serio.

La falta de humor es una señal de escaso desarrollo político y de que todavía la actividad es vista como un torneo personal. Por suerte, las redes están cambiando eso.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario