Formar para la vida ciudadana |

por el 08/07/18 at 12:55 am

Los japoneses y coreanos han dado un ejemplo en el Mundial de fútbol que se celebra en Rusia, que se debe promover a todos los niveles y que aquí un partido político lo hacía pero al aburguesarse se le olvidó.

Los asiáticos, al terminar los partidos, tanto los fanáticos en las gradas de los estadios, como los jugadores en su vestuario, limpiaban sus respectivos espacios y dejaban todo impecable para el próximo usuario.

Las agencias de prensa recogían como novedoso este gesto cultural extraordinario, pues en occidente no estamos acostumbrados a esa conducta que es tradicional en esos pueblos orientales.

En Japón, por ejemplo, los alumnos limpian la escuela como parte de su aprendizaje, lo que no solo les enseña el valor del orden y la limpieza, sino que les inculca el deber de proteger el lugar en el que se estudia, se come y se va a los servicios sanitarios.

Cuando el Partido de la Liberación Dominicana era un “partidito” de cuadros, los miembros del partido limpiaban los locales y lugares donde realizaban sus actividades, como parte de su deber ciudadano, pero eso ya se olvidó.

La pregunta obligada es, ¿por qué no se puede hacer lo mismo en la escuela dominicana? ¿Por qué hay que pagar un personal cuando ser ordenado y limpio es parte esencial del comportamiento ciudadano? ¿Por qué hay que comprar miles de pupitres cada año porque los estudiantes los destruyen sin consecuencia alguna para ellos?

No creo en la separación de tareas entre hogar y la escuela. Ambos tienen el mismo propósito: formar hombres y mujeres para la vida, y esa preparación comienza por la conciencia del orden, la limpieza y la disciplina.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario