¿Podremos seguir viviendo del cuento?

por el 27/04/18 at 8:16 am

El dato de que nuestras importaciones superan por más de siete mil millones de dólares a nuestras exportaciones debiera ser la última clarinada para iniciar un proceso serio de reforma y cambio de actitud con respecto a la economía dominicana.

La verdad monda y lironda es que no somos competitivos ni siquiera internamente y que nuestra capacidad de exportación es muy limitada.

Es más, si fuésemos verdaderamente realistas, compraríamos arroz en el exterior que sale mucho más barato que el producido aquí.

Se me dirá que eso es una barbaridad, pero es lo que hemos estado haciendo con todo, desde las galletas y los quesos hasta las carnes. Entonces, ¿por qué no con el arroz?

Por supuesto, estoy exagerando un argumento para que veamos las falacias en que se basa nuestro comportamiento como consumidores y como productores.

Es verdad que el Gobierno ha fallado miserablemente en dotar de condiciones para una verdadera competitividad, pero ha faltado también músculo en el sector empresarial que está muy cómodo con sus exenciones.

El verdadero punto, sin embargo, es si podremos seguir viviendo de los préstamos para el consumo y si el Gobierno va a seguir dependiendo de los impuestos al consumo para sobrevivir. ¿Podremos seguir viviendo del cuento de coger prestado para convertirlo en humo en los automóviles y en materia fecal, para que sean otras generaciones las que paguen?

El Gobierno podría estar frente a una tormenta perfecta. Ya lo hemos dicho. Basta con que suba el petróleo y caiga el turismo, para que veamos si el gas pela…

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario