Un discurso de consolidación

por el 03/03/18 at 5:31 pm

El discurso de Rendición de Cuentas del presidente Danilo Medina es una de sus mejores presentaciones en los seis años de mandato, porque fue una pieza de consolidación de su plan de gobierno que debiera ser bien interpretada políticamente por sus adversarios.

Fue un discurso sobrio, enfocado en sus logros y planes, que como todo discurso de este tipo se puede juzgar por lo que dijo y por lo que no dijo.

Una de las secciones más inteligentes y esperadas del discurso fue la referente al tema de la frontera, en la cual habló de protección de la franja fronteriza con hombres y tecnología, de ampliación del intercambio comercial y de regularización de la migración. Que los propósitos puedan lograrse es otra cosa, pero el esquema planteado toca las bases para un afianzamiento de la soberanía y el desarrollo de la zona.

Otro aspecto importante y que este diario toca casi diariamente, es el de la convivencia ciudadana y el debido respeto entre los dominicanos. Fue un llamado vigoroso al optimismo y a la esperanza que debiera ser acogido por la ciudadanía sensata.

El Presidente se puso un guante para los temas difíciles y fue inteligente: para no referirse a la corrupción, habló de inversión en la Justicia y de transparencia, pero desaprovechó la oportunidad de motivar a la calidad en la educación y la salud cuando se refirió a los logros y planes educativos y en materia de hospitales. En ambos, el problema no es de construcción ni de salarios, sino el divorcio entre el propósito de la cuantiosa inversión del país, y la actitud de los miembros de la comunidad educativa y de salud.

Insisto, fue un buen discurso, aunque el país siga siendo escéptico al auto bombo del Gobierno.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario