Partidos y Congreso Nacional

por el 11/02/18 at 9:15 am

A muchas personas no les gustó la decisión del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana con relación a la Ley de Partidos, pero es la decisión correcta.

Los partidos no están para sustituir a los poderes públicos en el cumplimiento de sus deberes. Están para ayudarlos, pero no para sustituirlos.

Si los partidos políticos cumplieran su misión en nuestro país, sus órganos directivos sirvieran para orientar sobre el rumbo político de la nación y para colaborar en el mejoramiento nacional en todos los órdenes por medio de propuestas y sugerencias que modelen la opinión pública.

Sin embargo, como vivimos en una cultura autoritaria, en la cual el Presidente es un rey que no necesita ni acepta consejos, el papel de los partidos es sólo para búsqueda de empleos para la militancia y de contratas para los dirigentes y, en el caso de la oposición, para oponerse, sin analizar, a cualquier acción del Gobierno.

Como todos los tratadistas están de acuerdo de que no hay democracia funcional sin partidos políticos fuertes que cumplan su misión, los gobiernos son cada vez más poderosos, pues operan en un vacío ideológico y tienen el monopolio de las armas del Estado para comprar voluntades y aniquilar adversarios.

La decisión del lunes del PLD fortalece al Poder Legislativo y debiera ser el principio de su lanzamiento como representante de la ciudadanía. El Congreso debiera ser el ágora a donde acudan los ciudadanos con sus quejas y aspiraciones para verlas convertidas en políticas públicas. Evidentemente, los congresistas tienen que aceptar el reto. Eso es lo que está por verse.

Deja un comentario