“En situación autoritaria”

por el 15/12/17 at 7:18 am

No debe ser coincidencia que la disminución del apoyo a la democracia en nuestros países haya traído consigo un aumento de los regímenes de carácter autoritario, o que tienen tanto control de los órganos e instrumentos del poder que son capaces de cambiar las reglas del juego a su favor cuantas veces lo consideren oportuno.

La reelección, por ejemplo. Cuando no es por medio de una reforma constitucional, como en el caso dominicano, se utilizan los órganos del Poder Judicial con ese propósito, como en Bolivia, donde el Tribunal Constitucional falló a favor de permitir la reelección de Evo Morales, a pesar de estar prohibida en la Constitución.

En la cultura política dominicana está muy enraizado el concepto de “jefe” y “autoridad”, que bien puede traducirse aquí como sinónimo de gobernabilidad.

La petición reiterada de un “Trujillo” es un grito por un gobierno que mantenga la tranquilidad pública a cualquier precio. Es por ello que a nuestra condición le cabe perfectamente la definición de “situación autoritaria” de Juan Linz, al referir esa especie de aberración en la cual perseguimos un fin democrático a través de medios autocráticos, porque está muy arraigada en la cultura política del país el concepto de autoridad física, violenta, como sinónimo de gobierno.

Es por ello que los gobernantes que han tenido menos dificultades para gobernar son los que, como decía Lilís, han “pagado sus homenajes al ideal democrático”, pero no lo usan en ciertos y determinados casos.

El tema viene a cuento porque el deterioro de las condiciones de convivencia entre los dominicanos conduce a una solución pretoriana que podría ser fatal para el país, aunque la recibamos con los brazos abiertos.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario