Las primarias son una excusa nada más…

por el 03/12/17 at 3:00 pm

Pocas personas creen de verdad que el problema de la Ley de Partidos es el tema de las primarias. Los que lo crean son muy ingenuos o son turistas que ignoran cómo es que se manejan los asuntos políticos en el país.

El problema de la Ley de Partidos es que las élites partidarias no quieren ceder un ápice del control que tienen en sus organizaciones.

Ellas saben que con ley o sin ella, cuando una coyuntura política se decanta a favor de un partido no hay fuerza que la pare. Perdieron los cívicos en el 1962 y luego Balaguer en el 1978 y este último no perdió antes porque la oposición no pudo presentar un frente ganador y jugó a la abstención, a pesar de que las presiones en las elecciones anteriores no fueron ni parecidas a las del 78.

Como a todos conviene mantener el status actual, le hacen el juego al Partido de la Liberación Dominicana, que también está jugando al status quo, es decir, a mantener el actual equipo gubernamental en el poder.

¿O alguien cree que los diputados y senadores actuales que pretenden reelegirse quieren que sus contrincantes compitan en igualdad de condiciones con ellos? Lo mismo vale para alcaldes y regidores. ¿Alguien cree que los partidos quieren rendir cuentas y dar los nombres de sus patrocinadores? ¿O dejarse narigonear por una Junta Central Electoral que ellos no controlan?

Una vez le pidieron a Lilís que debía ceder la presidencia para garantizar unas elecciones limpias, y respondió con la historia de que fue padrino de una boda y lo fueron a buscar porque la novia “se negaba a cumplir con sus deberes”. Él la encontró subida en una barbacoa y le dijo “Mi hija, tú sabes que tienes que cumplir”, a lo que ella contestó: “Padrino, es que si bajo me embroman…”.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario