Juan Bosch en dos tiempo

por el 27/10/17 at 10:47 am

Como presidente de la República, Juan Bosch dijo esto en 1963: “queremos advertir al país que el Presidente de la República no tiene amigos, ni enemigos, ni arientes, ni parientes; la ley protege a todos los dominicanos pero la ley también le cae encima a todo dominicano que la viole”. Esto es una república que tiene que regirse por la ley, la ley no conoce nombre ni personas, ni sentimientos, ni relaciones familiares.

Los funcionarios de este gobierno que crean que el presidente no se va a enterar si hacen algo mal hecho están equivocados, por que el presidente se entera y envía a la justicia y hace detener al más íntimo de sus amigos, y el más cercano de sus colaboradores me duele hacerlo pero tengo que hacerlo para preservar la democracia de este país. Yo puedo ser derrocado como cualquier gobernante puede ser derrocado en América Latina, pero cuando salga del poder, tendrán que reconocer mi honestidad.

Como presidente del Partido de la Liberación Dominicana dijo esto: “La gente que aspira a gobernar y ganar sueldos altos con dinero del pueblo no puede llegar a puestos importantes. Son unos vividores que engordan con la sangre de las mujeres y los hombres y los niños de este país y merecen el repudio más enérgico. Los dominicanos saben muy bien que si tomamos el poder no habrá un peledeista que se haga rico con los fondos públicos, ni que abuse de su autoridad en perjuicio de un dominicano, ni que le oculte al país un hecho incorrecto, sucio o inmoral. Queremos en el PLD, dominicanos que ofrezcan, no que pidan, que a la hora de la verdad den un paso al frente para combatir, no para beneficiarse. El PLD jamás endeudará al país, ni entregará sus recursos naturales a la voracidad extranjera, porque los peledeistas sabemos lo que ello significa para la Soberanía Nacional y lo que el pueblo tendrá que pagar por ello.”

No más preguntas, Magistrado.

Una respuestas to “Juan Bosch en dos tiempo”

  1. Ramón De la cruz

    Oct 30th, 2017

    Entre otras cosas, Juan BOSCH hizo consagrar la no reelección en su constitución. Y como se afirma en este artículo, también respetaba y hacia o hizo respetar las leyes

    Pero, que resulta ahora? Que se viola la ley y se modifica la constitución para también vulnerar ese sagrado principio de la no reelección. Una espesa en cada mano para asestar un golpe doble. De paso se tira al zafaro y de un solo rirón esos dos principios

Deja un comentario