Emely y el embarazo adolescente

por el 06/09/17 at 6:56 pm

Nuestro colaborador, el Dr. Pedro Mendoza nos ha enviado un artículo sobre el caso Emely Peguero que es importante comentar y que ustedes pueden leer íntegramente en nuestra página web diariolibre.com.

Dice el Dr. Mendoza: “Mi tesis para la maestría en Psicoterapia familiar, la hice con adolescentes que se embarazaban por primera vez. Y mis hallazgos… confirmaron que el problema de las adolescentes que se embarazan en la RD es doblemente horroroso emocionalmente para ellas porque tienen que afrontar el regaño y disgusto de sus padres, los síntomas del embarazo que las desconciertan y asustan, el cotilleo de los vecinos indiscretos, el miedo a lo que les pasaría si el embarazo y el parto se complican, y para colmo de males, el chico o adulto que la embarazó desaparece de su vida, en un intento por ‘desembarazarse’ de su víctima tan pronto ella le da la noticia sobre su embarazo.”

La conclusión de la investigación es que el problema del embarazo adolescente no tendrá siquiera una solución parcial hasta que no se resuelvan los conflictos de comunicación entre las hijas y sus padres.

Uno de los hallazgos es que de las adolescentes embarazadas incluidas en el estudio que acudieron al hospital para recibir atención prenatal, “apenas un 12% de ellas estuvo acompañada de la mamá o una hermana, y excepcionalmente, de la madre del novio de la jovencita.”

Las razones para no acompañar a la joven embarazada son varias, pero “un 44% respondió que se sentían demasiado molestas, un 18% respondió que no fueron porque sus maridos se opusieron, porque si la acompañaban eso daría lugar a que su hija pensara que no había hecho nada malo, otro 10% dijo que desconocía totalmente el embarazo de su hija”. ¿Se repitió este error en el caso? La lección que podemos sacar de todos los casos de embarazo adolescente es que la única actitud posible es el apoyo y acompañamiento de la menor.

Acompañemos, sin morbo, a esta familia que hoy pasa por esta dolorosa prueba.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario