Monopolio de candidaturas

por el 03/08/17 at 12:36 pm

Quizás la barrera más grande que tenga el sistema político dominicano para el surgimiento de un liderazgo emergente es el monopolio que tienen los partidos políticos para la presentación de candidaturas.

La Ley Electoral reconoce que las agrupaciones independientes pueden presentar candidaturas nacionales, pero tienen que cumplir las condiciones requeridas a un partido político.

Dadas esas barreras, opera lo que se ha llamado la “ley de hierro de los partidos”, en virtud de la cual, los electores tienen que votar necesariamente por una de las opciones presentadas por los partidos, sin que puedan expresarse voces disidentes. Si se rompiera el monopolio de los partidos, y se pudiesen presentar candidaturas independientes que reúnan un porcentaje de los votantes registrados en el Padrón Electoral, obligaría a los partidos a seleccionar mejores candidatos y de forma más democrática, puesto que el candidato que sea impuesto por el dinero o por la oligarquía partidaria podría enfrentar a un candidato independiente surgido de su propio partido que podría darle la sorpresa o impedir su victoria.

Y, por supuesto, daría más opciones al electorado.

Es evidente que sean candidaturas independientes o partidarias, se impone el control del gasto, que es el otro punto en disputa en el proyecto de Ley de Partidos.

Dos principios son esenciales: garantizar la “igualdad” de armas, es decir de gasto electoral y pagarlo después de las elecciones.

No hay que financiar partidos por cuatro años. Se financia su participación en las elecciones. El financiamiento partidario debe provenir de sus afiliados. Hay que volver al voluntariado político y eliminar a los vividores. ¿Por qué si una ONG que ayuda a los pobres tiene que recaudar dinero para sostenerse, los partidos no pueden? Seguiremos con el tema.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario