Un Gobierno avergonzado

por el 21/06/17 at 9:49 am

Estamos llegando al quinto año de la presente administración, primero de su actual gestión, y a pesar de todos los cambios, algunos de ellos dramáticos, ocurridos a su alrededor, el Gobierno solo parece interesado en continuar con tres de sus programas emblemáticos: las visitas sorpresa, la construcción de aulas y terminar la planta de Punta Catalina.

El Gobierno no parece prestar atención a lo que está ocurriendo en su entorno y no pretende sacudirse con medidas efectivas, de los fardos que ha estado cargando, entre los cuales se encuentran el caso Odebrecht, la deuda pública y una economía que ha comenzado a arrastrar unos problemas que ya se sienten en la calle.

El caso Odebrecht, aunque ha tenido el desarrollo que se esperaba, paralizó y enmudeció al Gobierno y al partido. Incluso, la defensa de los acusados ligados al Gobierno y al partido, ha sido muy tímida y casi ceremonial. Asimismo, ya nadie cree en la “ilimitada capacidad de pago del Estado” para continuar endeudando al país sin tomar las medidas de profilaxis necesarias para enderezar una economía cuyos principales sectores están sometidos a una enorme presión.

Y en medio de todo esto, lo único que se le ocurre decir al Gobierno es que el presidente no piensa reelegirse en el 2020, cuando dadas las circunstancias, esa ya no es una ficha de negociación.

Y peor aún, el enrarecido clima está impidiendo que iniciativas importantes para el desarrollo del país puedan ser tomadas, como los pactos fiscal y eléctrico.

El Gobierno tiene que salir de su avergonzada modorra y realizar movidas agresivas y atrevidas que demuestren que no está derrotado, que es la impresión que está ofreciendo con su actitud.

atejada@diariolibre.com

Una respuestas to “Un Gobierno avergonzado”

  1. frankcisquiano

    Jun 21st, 2017

    Divo, eso sucede en paisitos donde el Ego es el que impera. Donde a ndie le importa la gente. Donde el que llega solo tiende a llenarse los bolsillos primero. Donde la nacion es una es una mata de billetes, donde no hay ni debe existir el orden; sino el desorden. Donde los funcionarios tienen sus velas y sus resguardos debajo de sus escritorios, pero Satana no trabaja asi, no, no no. El da un ojo de la cara para sacarte los dos tuyos buen azaroso. De que reeleccion habla usted, estas loco mi querido orate? Ya la gente no crees mas en esa vaina Quizas tenga suerte frankcisquiano y se le llegue a nombrar AJORCAR FISCAL del distrito y ponga a la gente a bailar la Conga. Entonces la gente a boca llena pronuncie un glamoroso.Amen.

Deja un comentario