No se engañen con Trump

por el 11/04/17 at 9:50 pm

Mucha tinta se ha gastado con el ataque ordenado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a un campo de aviación en Siria.

Se habla de que Trump ha hecho lo que le aconsejó a su predecesor Barack Obama no hacer; que con el ataque malquistó a su colega ruso Putin, con quien parecía llevarse muy bien, y que ordenó el ataque a despecho de la invitación al primer ministro chino, cuyo apoyo es necesario por mil razones.

Las cosas no son tan simples como parecen. En primer lugar, el ataque al aeropuerto militar fue tan controlado, que hasta los misiles “Tomahawk”, famosos por su precisión, fallaron numerosos blancos. Los aviones destruidos eran modelos viejos, la pista no quedó inutilizada y las bajas fueron controladas. Todo conduce a un ataque concebido más para la opinión pública estadounidense que para “castigar” a los sirios o a los rusos. Trump necesita demostrar que Putin no lo domina, particularmente con el escándalo de los “hackers” rusos y las elecciones estadounidenses.

Es difícil de creer que los rusos no fueron advertidos de lo que iba a pasar, y con los chinos había que dar una demostración de independencia para obtener su apoyo para tratar de controlar a Corea del Norte y relanzar las nuevas relaciones comerciales China-Estados Unidos.

Además, Trump necesitaba algo que pareciera un éxito en política internacional, luego de varias semanas recibiendo críticas y con sonoros fallos, como fue el caso del intento de eliminar el “Obamacare”. Los intereses de los Estados Unidos están por encima de Trump, y parece que nunca como ahora en tiempos de paz, los Estados Unidos han estado tan cerca de estar controlados por los militares.

El tiempo dirá, pero no se engañen con Trump.

Atejada@diariolibre.com

Deja un comentario