Nos han quitado lo más valioso…

por el 07/04/17 at 4:58 pm

La Carta al Presidente publicada en la edición de ayer de este diario, desgarrante y estremecedora, tocó el meollo del problema de la delincuencia desatada.

En la simplicidad de su prosa, la nota enviada al Presidente por una joven de 22 años, llegó al fondo del impacto que tiene la delincuencia en la vida de los seres humanos.

No se trata de las pérdidas materiales que siempre pueden ser recuperadas. No se trata del celular, o la cartera, ni aun del automóvil o la motocicleta. No.

De lo que se trata es que la delincuencia, cuando llega a los niveles en que la estamos sufriendo hoy los dominicanos, nos quita las dos cosas más valiosas para un ser humano: la vida y la libertad.

Cuando un desalmado mata a una persona inocente para robarle, se lo ha quitado todo, muchas veces no solamente a la persona caída, sino a su familia, a los hijos y a cuantos, en algún momento, contaban con esa persona para el sustento material o espiritual.

Pero cuando por efecto de esas muertes y del clima de indefensión que se crea con los frecuentes actos de delincuencia, desaparece la libertad de los individuos para vivir, para acudir a sus centros de estudio o de trabajo, para relajarse y disfrutar, para coger el fresco ¡ni siquiera en la galería de su propia casa!, lo hemos perdido todo.

Cuando desaparece lo más valioso, la comunidad queda presa y unos cuantos mandan, a pesar de todos los policías y las armas, y del “monopolio de la violencia”, y de los tribunales y de los discursos rimbombantes…

El país todo se convierte en una gran cárcel llena de perturbados y miedosos ciudadanos por los cuales siempre doblan las campanas.

¿Qué falta para que las autoridades lo entiendan?

atejada@diariolibre.com
ADRIANO MIGUEL TEJADA

52

6

La Carta al Presidente publicada en la edición de ayer de este diario, desgarrante y estremecedora, tocó el meollo del problema de la delincuencia desatada.

En la simplicidad de su prosa, la nota enviada al Presidente por una joven de 22 años, llegó al fondo del impacto que tiene la delincuencia en la vida de los seres humanos.

No se trata de las pérdidas materiales que siempre pueden ser recuperadas. No se trata del celular, o la cartera, ni aun del automóvil o la motocicleta. No.

De lo que se trata es que la delincuencia, cuando llega a los niveles en que la estamos sufriendo hoy los dominicanos, nos quita las dos cosas más valiosas para un ser humano: la vida y la libertad.

Cuando un desalmado mata a una persona inocente para robarle, se lo ha quitado todo, muchas veces no solamente a la persona caída, sino a su familia, a los hijos y a cuantos, en algún momento, contaban con esa persona para el sustento material o espiritual.

Pero cuando por efecto de esas muertes y del clima de indefensión que se crea con los frecuentes actos de delincuencia, desaparece la libertad de los individuos para vivir, para acudir a sus centros de estudio o de trabajo, para relajarse y disfrutar, para coger el fresco ¡ni siquiera en la galería de su propia casa!, lo hemos perdido todo.

Cuando desaparece lo más valioso, la comunidad queda presa y unos cuantos mandan, a pesar de todos los policías y las armas, y del “monopolio de la violencia”, y de los tribunales y de los discursos rimbombantes…

El país todo se convierte en una gran cárcel llena de perturbados y miedosos ciudadanos por los cuales siempre doblan las campanas.

¿Qué falta para que las autoridades lo entiendan?

atejada@diariolibre.com

Una respuestas to “Nos han quitado lo más valioso…”

  1. frankcisquiano

    Abr 9th, 2017

    Distinguido letrado, es lamentable que este señor no quiera entender que hay tiempo para todo, para reir y el otro para llorar, tiempo para delinquir y tiempo para eliminar al delincuente. Que hace un hijo de la gran puta asesino y por supuesto terrorista vivo? Que, Que, Que?., Oooooñoo, probemos con la pena de muerte por un ratico nada mas, alguna solucion tiene que haber para ese problema. No se pierde nada con probar.

Deja un comentario