Financiamiento transparente

por el 17/03/17 at 8:57 am

El financiamiento de los partidos es consecuencia, no causa, de otros problemas recurrentes que afectan a la política dominicana.

El primer problema es la campaña permanente. En nuestro querido país no bien pasan las elecciones, cuando se activan inmediatamente las maquinarias electorales, y en estos tiempos esas maquinarias son de doce cilindros: consumen mucho. Por tanto, una forma de ayudar a resolver el problema del financiamiento es reduciendo la duración de las campañas políticas.

Esta posibilidad se enfrenta a la dificultad de que aquí nadie empieza por abajo en la política. Los candidatos tienen la necesidad de darse a conocer, y por eso tienen que laborar con mucho tiempo de antelación, y eso cuesta dinero. Por eso, sólo algunos portentos de la política pueden ganar el poder en sus primeros intentos.

Por otra parte, ya nadie trabaja gratis en política. La tecnificación de la actividad le ha dado más profundidad, pero la ha hecho más costosa. La cantidad de asesores, encuestadores, publicistas y técnicos que se necesitan requiere de amplios recursos económicos.

Lo mismo vale para los partidos. Las sumas que el Estado entrega, vía la Junta Central Electoral, en los años no electorales, apenas alcanza para el pago de locales y otros gastos, obligando a contribuciones que no siempre son contabilizadas.

Lo que se impone es transparentar el financiamiento. Si admitimos que los partidos necesitan dinero lo importante es saber de dónde provienen los fondos, y si las elecciones se quieren hacer menos costosas hay que eliminar el voto preferencial, que sólo beneficia a los que pueden gastar más.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario