Danilo y la tormenta perfecta

por el 16/02/17 at 11:19 pm

Una tormenta perfecta ocurre cuando se juntan varios frentes diferentes y se combinan para crear un ambiente destructivo.

En el caso de la vida de las naciones, una tormenta perfecta puede ocurrir cuando se mezclan elementos de la economía y de la política con factores externos que resultan incontrolables.

La economía dominicana nos dicen todos que es sana, pero se ha mantenido a base de financiamiento externo para soportar un gasto enorme que el populismo gubernativo se niega a controlar.

En la política, la falta de un sistema de partidos que articule los interés del sector de la población que se opone al gobierno, ha puesto en manos de los radicales la agenda de lucha, y la división del propio partido gobernante, en los hechos, aunque no institucionalmente, limita su campo de acción y lo tiene mudo en la coyuntura actual.

En lo moral, una tormenta que viene de Brasil y de los Estados Unidos podría crear las condiciones para una deslegitimación del partido gobernante y del Gobierno y un cambio en las tasas de interés, o el precio del petróleo, o en la oferta de capitales, o por decisiones tomadas en los Estados Unidos que hagan menos atractiva la inversión en nuestros países, lo que crearía un campo nuboso sobre la economía nacional que obligue a medidas económicas duras, que serviría de detonante para la crisis social.

Es una tormenta perfecta, si desde ahora el Gobierno no actúa con serenidad y enciende el radio de los avisos. El presidente Medina tiene la capacidad para desactivar algunos de los frentes, fríos o calientes, pero debe hacerlo ya, o no podrá evitar el daño de la tormenta.

atejada@diariolibre.com

Deja un comentario